sábado, 28 de enero de 2012

Promesas de la niñez.

Se lo habían prometido tantas veces siendo una niña, que había llegado a creérselo; a pensar que sólo le faltaban unos años, unos meses, un poco de experiencia o cualquier otro modo de medir el tiempo, y que acabaría por darles la razón, porque siempre la habían tenido. Se había aferrado a esas palabras con la rabia de la impotencia, con el secreto que guardaban otros bajo la lengua, quizás en el paladar o puede que en las cuerdas vocales, pero que jamás traspasaba los confines de los labios.
Había escuchado tantas veces esa frase en cada una de sus consabidas variantes que, por repetición, la había adoptado como axioma...

-Lo entenderás cuando seas mayor.
-Aún eres muy niña para entenderlo.
-Eso son cosas de mayores.
-No tengas prisa, todo a su tiempo.
-Tú no lo entiendes.


Pero se había equivocado al creerles.
Había descubierto que la rabia que sentía entonces, cuando nadie le daba las respuestas que necesitaba, era exactamente igual a la que sentía ahora que, siendo ya mayor, ni siquiera ella misma era capaz de encontrarlas.

_________________________________________
Suena: I will let you go, Daniel Ahearn
Desde mi ventana: es de noche y en la casa de enfrente hay una luz encendida.

4 comentarios:

  1. siempre se le dice eso a los niños cuando no se le quiere explicar las cosas o cuando no se les sabe explicar.
    A veces uno entiende porqué se hace, otras veces, tal vez se debería hacer el esfuerzo de explicar las cosas a los niños.
    =)

    ResponderEliminar
  2. como puse alguna vez en mi blog:

    conozco niños de 40 años,
    conozco adultos de 7 años también.

    ..CQ..

    ResponderEliminar
  3. Papón Papónidesenero 29, 2012 9:12 p. m.

    Los niños que no entendieron las "cosas" de pequeños no podrán luego explicarlas de adultos a sus hijos. Pero para eso están los abuelos.

    ResponderEliminar
  4. Supongo que siempre hay maás preguntas que respuestas. Que encontrarlas, las respuestas, no es cuestión de edad, de años o de cordura... No sé, no sé muy bien donde estás esas respuestas. yo con treintaytodos sigo sin encontrarlas.... Tendré que esperar

    ResponderEliminar

Pasen y vean.