viernes, 4 de noviembre de 2011

Un éxodo de oscuras golondrinas.

Este relato podrás encontrarlo en mi próximo libro: Mi propia ingravidez.


2 comentarios:

  1. me ha gustado y mucho.
    yo nunca escribiría algo asi, con ese tono.
    muah! :)

    ResponderEliminar
  2. Porque las pistas se fueron y nos quedamos...perdidos

    ResponderEliminar

Pasen y vean.