miércoles, 30 de mayo de 2012

Adiós.

Este relato podrás encontrarlo en mi próximo libro: Mi propia ingravidez.

5 comentarios:

  1. Desde luego, tener este final para cualquier historia sería un placer que sólo tú puedes escribir. Remedios estaría orgullosa ^^
    Últimamente te veo una madurez tremenda y fantástica al escribir.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, tener este final para cualquier historia sería un placer que sólo tú puedes escribir. Remedios estaría orgullosa ^^
    Últimamente te veo una madurez tremenda y fantástica al escribir.

    ResponderEliminar
  3. "Viajemos y olvidemos, porque el conocimiento resulta terrible y el olvido es el mecanismo de la supervivencia"
    Me gusta mucho

    ResponderEliminar
  4. Papón Papónidesmayo 31, 2012 7:00 p. m.

    Yo también deseo "un final que borre el pasado en lugar de emborronarlo". Creo que vivimos mientras olvidamos, pero el olvido del olvido es la muerte.

    ResponderEliminar
  5. Esa sensación de corte de digestión cuando algo realmente se acaba para siempre. Incluso si intentas ser racional y objetivo contigo mismo. Te da.

    ResponderEliminar

Pasen y vean.